martes, 28 de febrero de 2017

La fiscala

María del Carmen Prada, escritora afincada en Salamanca,
presenta su primera novela, La fiscala
Viernes 3 de marzo, a las 19:30 h.

Librería Santos Ochoa. Gran Vía, 12.  

Adelina es una mujer cuya vida recorrió todo el siglo XX. Educada en las costumbres de la burguesía de la época, absolutamente fiel a la religión católica y sus mandatos políticos y morales y dedicada a facilitar un futuro a sus hijos, la mitad de los cuales la traicionarán.

La intensidad es su característica principal. Sufre intensamente, ama intensamente y disfruta intensamente. Impera en ella el miedo a las nuevas situaciones sociales y políticas, en una época en la que se producen cambios tan importantes, y en la que mantiene una lucha de supervivencia social y moral.

Se entremezcla en su historia el legado de la búsqueda de una generación paralela en tierras de Cuba, cuyo origen se remonta a su guerra de  independencia.

La inculcada resignación cristiana la llevará a mantener sobre las desgracias, una sonrisa que la obliga a renacer siempre, por encima del dolor y de las adversidades.

Una mujer extraordinariamente fuerte a la que solo pudo destruir el talón de Aquiles del amor a sus hijos.

María del Carmen Prada Alonso. Nacida en Zamora, se traslada a Salamanca a los dieciocho años para realizar los estudios de Turismo, fijando allí su residencia definitiva. Hasta 2010 desarrolló su profesión dirigiendo una agencia de viajes.

Su obra literaria se compone de poesía, novela, relatos, cuentos didácticos, cuentos de Navidad y artículos periodísticos. Pertenece a la Asociación Cultural PentaDrama, es tertuliana de Papeles del Martes de San Esteban y participa en numerosos recitales de poesía. Colaboradora semanal en la sección de opinión en el periódico salamancartvaldia.es.

Ha publicado un cuento infantil, Darío y el arco iris, y numerosos poemas en diversas antologías. También ha recibido un buen número de premios en certámenes de poesía, cuentos y relatos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada